Fuerte represión policial en Chaco ante la protesta de los docentes por promesas incumplidas de Capitanich

Una importante movilizacion y protesta se dio en la provincia chaqueña por la falta de respuesta de la gobernacion ante los recurrentes pedidos de aumento de parte de los trabajadores de la educación

El problema comenzó mucho antes… En el 2019, antes de las elecciones, los candidatos a gobernador se reunieron con los docentes para pactar el pago de un salario digno, y en esa reunión todos firmaron un documento en donde se comprometían a pagar la famosa “Cláusula gatillo”.

La “cláusula gatillo” es un instrumento para que el gobierno pague la recomposición salarial al valor del punto de inflación. Hace exactamente un año, en febrero de 2020, Capitanich, ya gobernador se comprometió y volvió a firmar la cláusula para ese año y por eso comenzaron las clases.

Luego comenzó la pandemia y no se cumplió con el pago de la misma. La inflación del año pasado fue del 36,1% y solamente pagaron, en septiembre, un 7,8 equivalente a la inflación de enero, febrero y marzo, por ende deben un 30% del año 2020.

Este pandemia dejó al descubierto la falta de infraestructura y mal estado de las escuelas en toda la provincia. La falta de AGUA afecta a todas las escuelas, incluso las céntricas, conexiones elecciones peligrosas.

En momentos en que la inflación es incontrolable el gobierno del Chaco ofreció 12% ($1500 aproximadamente) al básico + 2000 remunerativos, y $500 para MOVILIDAD DOCENTE: o sea casi 6 litros de nafta.

Los docentes salieron a protestar con justa razón ante el abandono que hicieron las autoridades a su reclamo y lo único que recibieron fue una feroz represión de parte de las fuerzas policiales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *