Oposición idiota…

Por Fernando Shina

Mientras la República Argentina sigue deslizándose, a la manera peronista, sin prisa, pero sin pausa, por el tobogán de la decadencia, una nueva amenaza salió a la luz recientemente cuando se ventilaron las oscuras listas negras que el peronismo más repugnante y antidemocrático elaboró para perseguir opositores.

Empero, cabe preguntarse quiénes son los opositores de este gobierno genocida (es oportuno recordar que se AFANARON las vacunas de los más viejos y más enfermos para dárselas a su ejército de jóvenes fascistas militantes).Veamos esta cuestión. ¿Es opositora la lenguaraz Eliza Carrió, cuyos aportes disidentes se limitaron, en los últimos dos años, a promover como Procurador General de la Nación a Daniel Rafecas (el juez que mató la causa Nisman para que nunca se supiera quién mató al fiscal) y a diferir la fecha de las elecciones?

¿Es opositora María Eugenia Vidal, cuya actividad política se reduce a pasear su empática sonrisa de algoritmo por los medios sin decir nada antagonista? Es opositor Horacio Rodríguez Larrreta, que se pasó todo el 2020 sacándose fotos de consenso con el Presidente genocida, y lo que va del 2021 mirando -en exasperante silencio, las encuestas sobre su posicionamiento electoral?

Las listas negras deben preocuparnos y, desde luego, merecen todo nuestro repudio. Sin embargo, no debemos perder la oportunidad de reflexionar sobre la consistencia de esas persecuciones políticas. Es que, si el oficialismo fascista persigue a Viviana Canosa, a Baby Etchecopar y a otros artistas de la tele, mientras que Vidal y Carrió, lejos de cualquier persecución (por suerte) se dedican a criticar a Macri porque se vacunó en Estados Unidos en vez de organizar una resistencia civil contra esta verdadera banda de delincuentes antidemocráticos, el problema es de mayor envergadura.

Hace dos años que el gobierno anuncia, con la contundencia de los hechos, que vinieron para derogar la división de poderes y la democracia como forma de gobierno. Dicho en otras palabras: el repugnante régimen peronista, que lidera el Presidente Fernández, tiene un solo enemigo: la República Argentina. Nuestra mayor tragedia es que ese plan cuenta con la amordazada complicidad de una oposición casi idiota.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *