¡Feliz domingo para los adultos mayores! Alberto les entrega en mano la llave que abre el cofre…del bono

Por Virginia Canal

El presidente de algunos argentinos, Alberto Fernández, anunció un bono de $5.000 para jubilados con el propósito de compensar la pérdida de poder adquisitivo ante el aumento de precios. Enfatizó el mandatario que: «Si hay algo que no queremos es que nuestros jubilados sean la variable de ajuste» ¡Tomá pa vó! Qué loable actitud.

Ahora bien, en la era del “aparente” respeto a la igualdad, la discriminación, marginación y olvido parecen, en Argentina al menos, ser el destino de muchos adultos mayores. Para afirmar eso, me bastó con revisar las políticas públicas basura implementadas y las legislaciones incumplidas en materia de vejez. En ese sentido, el gobierno actual (pero también los predecesores, no voy a pecar de hipócrita) ya tiene posdoctorado, con nota sobresaliente y propuesta de publicación en el Guinness World Records.

Atrás quedaron los tiempos donde se apreciaba al adulto mayor como sujeto experimentado y sabio. Y el respeto por él era indiscutible, ya que era marca registrada de traslación de sapiencia a las generaciones que seguían sus pasos. En la actualidad, por el contrario, hay quienes segregan a las personas mayores según los parámetros que imponen los elementos utilidad y eficiencia. Dicho de otro modo, solo parece interesar la persona del adulto mayor cuando actúa en el mercado como consumidor o como productor; luego se convierte en un “gasto” a soportar por el Estado, una carga social.

Esta concepción nefasta de la vejez, desviada de la realidad, solo fomenta el debilitamiento de esta franja etaria y se puede traducir en una forma más de violencia. Por eso, señor chambón mayor, la próxima vez que aparezca jocoso a contar que va a entregar como compensación por inflación un “bono” miserable a los jubilados, evite alentar la mentira de una felicidad que no va a llegar y deje de violentar a los adultos mayores con su cinismo y procacidad.

Usted es un fracaso, no solo como presidente, sino como ser humano y un auténtico inmoral. Ud. dice que no quiere que los jubilados sean la variable de ajuste, pero —si mal no recuerdo—desde el primer día en que asumió el mando de este bendito país, los ha convertido precisamente en eso ¿O acaso olvidó que fue su gobierno el que decidió eliminar la movilidad por inflación? (entre otros detalles «pandémicos»)

Un bono de $ 5.000 por única vez es una burla grotesca; y tiene ud., bigotera en el techo, el tupé y la insolencia para decir que los jubilados son su “prioridad”. Piense, piense de una buena vez, y actúe en consecuencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *