El peronismo inmundo y su inmundo «Alter Ego»

Por Fernando Shina

Los impuestos siguen subiendo a límites ya muy cercanos a la confiscación; las insoportables retenciones agobian a los productores, tanto como los cepos cárnicos a los ganaderos. La pobreza se acerca al 50% de la población, mientras que la inseguridad provoca terror y muerte entre los ciudadanos decentes e impunidad y alegría entre los delincuentes.

Los diputados -del oficialismo y la oposición- se van a Miami, Maldivas o Berlín cuando tienen que trabajar, sin recibir por esa falta ninguna sanción. La mafia intendencial se reelige para prorrogar sus propios privilegios que, desde luego, benefician al chorro de Boudou, pero también a la mentirosa de Vidal que se mostraba, con sonrisa falsa, haciendo las compras en un almacén del conurbano bonaerense mientras adquiría su «departamentito» en el barrio MÁS CARO Y EXCLUSIVO de la Argentina.

Para entender mejor la verdadera anarquía en la que vivimos, deberíamos preguntarnos porqué nos dejamos tratar así por una casta llena de hijos de puta. Ello, sin caer en la fácil tentación de postular que eso ocurre porque el peronismo está en el poder y evita los estallidos sociales que agita cuando no gobierna. A mi juicio esa repuesta es parcialmente falsa, un poco ingenua y bastante cínica. Es que, no se trata de denostar las movilizaciones peronistas, sino de advertir la patética DESMOVILIZACION de una oposición tan cobarde para intervenir la realidad como implacable para conservar sus privilegios.

No nos engañemos. No hay un estallido social porque esa rebelión popular se llevaría puesta, indiscriminadamente, al inmundo gobierno de los Fernández y las inmundas ambiciones cambienitas, empezando por las del alcalde Larreta. Resulta imprescindible promover nuevos liderazgos que conduzcan la rebelión social que nos libere, en simultáneo, del repugnante peronismo y su «Alter Ego», la repugnante coalición opositora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.