Kirchneristas en la clase

Una maestra explica en clase que ella es Kirchnerista, y entonces pide que levante la mano todo el que también sea seguidor del Kirchnerismo.
Todos en clase, levantan la mano diciéndose Kirchneristas, excepto una niña que estaba sentada al fondo del salón. La maestra la miró con sorpresa y preguntó:

-Susanita, ¿por qué no levantaste la mano?

-Porque no soy Kirchnerista, señorita

La maestra, extrañada, preguntó de nuevo:

-Caramba, y si no sos Kirchnerista, entonces ¿con quién simpatizas?

-Con los peronistas de Perón (respondió orgullosa la niña)

La maestra, cuyos oídos no podían dar crédito a algo así, exclamó:

-¿Susanita, hija mía? ¿No ves que esos se quedaron en el 45? ¿Qué pecado cometiste para ser peronista de Perón?
La niña, muy tranquila, respondió:Mi madre es peronista de Perón, mi padre es peronista de Perón, y mi hermano también es peronista de Perón.. Por eso yo también soy peronista de Perón!! (Remató orgullosa y convencida la pequeña)

Bueno -replicó irritada la maestra-, pero eso no es motivo para ser peronista de Perón. Vos no tenés por qué ser lo que son tus padres… por ejemplo, si tu madre fuera prostituta y drogadicta, tu padre ladrón y corrupto, y tu hermano vago, alcohólico y traficante, entonces vos que serías?

Seguramente Kirchnerista, señorita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.