La fintech Ualá pidió a la CNV que investigue a Generación Zoe: duros cruces en Twitter y cartas documento

La disputa entre ambas firmas comenzó a través de las redes sociales, donde Pierpaolo Barbieri, fundador del unicornio financiero, denunció el uso indebido de su marca y negó un presunto acuerdo entre ambas empresas. Leonardo Cositorto, cara visible de la empresa investigada por estafa, rechazó la acusación

La fintech Ualá, uno de los unicornios tecnológicos de origen argentino, pidió a la Comisión Nacional de Valores (CNV) que investigue a Generación Zoe por promocionar una tarjeta de crédito en cuya descripción figura el nombre comercial de la firma fundada por Pierpaolo Barbieri.

Cabe recordar que Zoe está siendo investigada por los reguladores de mercado de Argentina y Paraguay en medio de una fuerte polémica en redes sociales en la que se la acusa de conducir un esquema piramidal. Por otra parte, ofrece alternativas de inversión con rendimientos supuestamente asegurados en dólares que superan varias veces los estándares de mercado. Generación Zoe es investigada por la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROCELAC) por presunta estafa.

La disputa entre ambas firmas comenzó a través de la red social Twitter, donde Barbieri desmintió un acuerdo entre ambas compañías, al tiempo que mostró una captura en la que Zoe celebraba un supuesto “convenio de participación” con la fintech. El fundador de Generación Zoe, Leonardo Cositorto, respondió alegando que se trató de una “fake news”.

Con posterioridad a ese cruce, Ualá intimó a Generación Zoe a través de una carta documento. Ayer, el conflictó subió un escalón más: Ualá presentó una denuncia ante la CNV en la que destaca que la sociedad tomó conocimiento a través de distintas redes sociales “sobre la promoción y aparente emisión por parte de una entidad denominada Generación Zoe de una tarjeta de crédito en cuya descripción figura el nombre comercial de Ualá”.

“Adicionalmente, se han encontrado varias menciones de actividades comerciales conjuntas con la Sociedad, de las cuales desde ya informamos que no formamos parte”, denunció la fintech.

Y destacó ante la CNV: “Resulta menester manifestar que la Sociedad es una entidad que desde sus inicios está comprometida con la inclusión y educación financiera que no tiene vínculo ni relación comercial alguna con dicha compañía, ni cualquier otra compañía del grupo del cual aparentemente forma parte Generación Zoe. La Sociedad tampoco ha autorizado el uso, de ninguna forma, de sus marcas ni información propia, deviniendo cualquier mención institucional que implique la vinculación entre la Sociedad con Generación Zoe y/o cualquier integrante de dicho grupo, en información falsa e ilegal”.

Por otra parte, Ualá afirmó que realizó “las diligencias correspondientes intimando al cese del uso, la eliminación de las publicaciones sin perjuicio de la procedencia de iniciar las acciones legales correspondientes”.

En función de eso, pidió a la CNV “proceder a investigar los hechos referidos a fin de tomar las medidas disciplinarias que estime pertinentes.”

La denuncia en las redes

Días atrás, Pierpaolo Barbieri fundador de Ualá publicó un mensaje en Twitter donde denunció que tal acuerdo con Generación Zoe es falso y adelantó que se tomarían medidas de índole legal contra dicha compañía.

“Obviamente esto es mentira. Me parece vil y tomaremos acciones legales si usan nuestra marca sin permiso. Acá hacemos producto honesto”, escribió Barbieri en la red social del pajarito.

Cabe recordar la ONG Bitcoin Argentina denunció a mediados de enero ante la Procelac “al grupo Zoe y sus responsables” para que se establezca “la posible comisión de los delitos tipificados en los arts. 172, 309 y 310 del Código Penal de la Nación” e imputa “en virtud de la complejidad de los hechos a todo aquel que sea penalmente responsable por los delitos contra la propiedad y contra el orden económico señalados”.

Según planteó, “hay elementos suficientes para que la Justicia investigue y compruebe si es que a través del coaching coercitivo, la formación educativa y las finanzas, quienes llevan adelante este grupo empresarial realizaron un fraude conocido como ‘Esquema Ponzi’ o estafa piramidal, además de otros posibles delitos como captación de ahorro no autorizada y manipulación del mercado”.

A su vez, la Comisión Nacional de Valores (CNV) comunicó semanas atrás que inició un sumario administrativo contra la empresa Generación Zoe S.A., Universidad del Trading S.A. y Leonardo Cositorto y emitió una alerta internacional “por la posible realización de oferta pública e intermediación irregular en el ámbito del mercado de capitales”.

www.infobae.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.