Dos desmentidas en un día sobre una posible renuncia de Alberto Fernández

En medio del hermetismo político que impera en el Gobierno nacional desde la centra entre Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner en Olivos, un dirigente y un ministro salieron a desmentir la renuncia del presidente.

Por primera vez desde que detonó la crisis económica y política en el Frente de Todos, un funcionario nacional de alto rango, con despacho en Casa Rosada, tuvo que salir a desmentir la renuncia de Alberto Fernández. En un clima de máxima tensión cambiaria y política entre el presidente y Cristina Fernández de Kirchner, el dirigente del Movimiento Evita y secretario de Relaciones ParlamentariasFernando «Chino» Navarro, tuvo que salir a aclarar que el jefe de Estado «no va a renunciar porque es un tipo que tiene valor».

Es que desde que renunció Martín Guzmán y se disparó el dólar, Alberto Fernández mantuvo el hermetismo y casi no salió de la quinta presidencial de Olivos salvo para tomarle juramento a Silvina Batakis. Luego de la cena con la vicepresidenta este lunes por la noche, impera en el Frente de Todos un ambiente de tensión extrema. «Salvo excepciones vivimos dentro de un huevo los políticos, vivimos dentro de un lavarropas, gran parte de la clase dirigente. Alberto no va a renunciar porque es un tipo que tiene valor», lanzó el funcionario en declaraciones radiales.

«Lo que pasa es que tenemos distintos conceptos de valor. Para muchos, valor es pararte en la esquina a putear al de enfrente, pero valor a veces es bancarte la puteada y hacer lo que tenés que hacer. Alberto siempre priorizó la unidad de la coalición por encima de su propia posición, lo que es un tema absolutamente discutible porque a veces hace que tu lugar de presidente pueda ser visto por otro como más frágil», aseguró Navarro en declaraciones radiales.

Además mencionó que «tenemos un pecado original que fue que no discutimos con la profundidad que se requería cómo encarar la crisis, una crisis estructural que tiene 45 años y se le sumaron los cuatro años de Mauricio Macri que la agravaron». Por último, el dirigente le pidió al oficialismo «pensar más en cómo ganar electoralmente, en formar una ingeniería de gobierno y no quizás en una gestión que requería discusiones sobre medidas concretas para cuestiones no resueltas».

www.mdzol.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.