Todo sobre la controvertida visita de Nancy Pelosi a Taiwán

Por Nacho Montes de Oca*

Pelosi dejó Taipei pero la tensión está lejos de diluirse. China sigue acusando a EEUU por haber enviado a un alto funcionario a un territorio que reclama como propio y a reunirse con autoridades que califica como sediciosos ¿Qué puede suceder? ¿Hay riesgo de escalada? Veamos…

Desde el jueves y por ahora hasta el domingo China bloqueará la isla con maniobras no programadas dentro de aguas territoriales taiwanesas En el mundo simbólico de la política, quizás sugiera la crisis de los Misiles del 63 para demostrar que aun tiene intención de confrontar. China sabe que la isla que carece de recursos naturales y de fuentes de energía propia, un bloqueo puede ser un modo no militar para debilitar a Taipei y sus socios que dependen de los productos tecnológicos de la isla Recuerden, la guerra puede ser también económica.

Instalar un riesgo constante de incidentes o de conflicto declarado sube las primas de seguros y encarece los fletes. Estrangular de a poco a Taiwán puede ser un medio para lograr un fin sin exponerse a una confrontación directa en la que, quedó probado, no puede afrontar. Por otro lado China bloqueó las importaciones taiwanesas de frutas y pescados, un ítem menor dentro de la balanza bilateral. Avisa que el boicot y el bloqueo van a ser parte del repertorio de represalias por la visita de Pelosi. Y acá es donde Taiwán tiene mucho mas para perder.

China es el destino de la mitad de las exportaciones taiwanesas medidas en divisas. EEUU el 15% y le sigue Singapur con el 7% y Japón con el 6,5% según datos del OEC Pekín puede no querer la guerra, pero tiene como presionar a la isla O mejor dicho, tiene un menú variado. También China avanzó en el reclamo del estrecho que separa a Taiwán del continente como zona soberana. Le quita a Taipei el control sobre la parte mas poblada y los puertos mas concurridos La paciencia cuando no hay fuerza, es lo mas recomendable en estos casos.

A la larga un bloqueo comercial y naval de hecho sobre la isla puede afectar a Taipei o llevar a Occidente a acudir en auxilio de la isla y avanzar en la escalada Todo depende de la importancia que se le asigne a la isla en el intento por frenar la expansión china al sur. Lo único que puede predecirse es que China ya no va a dejar en manos de sus diplomáticos el asunto y las maniobras para probar las defensas de las islas se van a acelerar No tengo claro si la idea es invadir o estresar la situación para generar un cambio favorable a su postura.

En cualquier caso, China sabe que fue humillada por una señora que llegó en un avión oficial escoltada por aviones militares y que no pudo frenarla Para el público dentro de China eso es inadmisible tras décadas de ser educados en un destino inexorable de primera potencia. Y es justamente en la presión interna en donde reside el mayor riesgo de una escalada, no en lo que haga Occidente Con el consumo deteriorado y las cuentas que no cierran, Xi debe ofrecerles circo si el pan se puso duro Ese circo, es el riesgo que afrontamos a futuro.

PS: nuevamente sugiero prestar atención en los días que vienen a las islas Matsu y sumar a las Kinmen y Wuqiu, bajo control de Taipei pero demasiado cerca del continente Un aperitivo para tranquilizar las ansiedades ayuda a calmar el hambre, hasta que llega el plato principal

*Nacho Montes de Oca es escritor y periodista especializado en relaciones internacionales
Twitter: @nachomdeo

http://nachomdeo.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.