Una sociedad acostumbrada a los festejos pero carente de formación cívica vota populismo

Por Carlos Zenozaín

Después de ver lo de Lula el domingo pasado en Brasil en lo personal se enciende una luz de alerta, la oposición cree tener ganadas las elecciones de este año por eso todos se pelean y la mayoría quiere ser candidato a algo, pero hay dos factores a tener en cuenta y que se están salteando…

Uno, es que el kirchnerismo es como el robot ese de Terminator que se vuelve a rearmar para seguir rompiendo los huevos en la política y con una base dura de votantes del 25 al 30% aunque parezca increíble después de las atrocidades cometidas durante la cuarentena y del choreo.

Dos, y la que más me preocupa y más temor me genera es la PELOTUDEZ MENTAL del argentino promedio que tiene memoria corta y termina votando de acuerdo a los impulsos emocionales y al gobierno que le mete la platita en el bolsillo sin tener en cuenta de dónde sale ese dinero

Ese grupo de gente son aproximadamente un 10/15% que son los que deciden una elección, lo grave de esto es que ellos no analizan la situación, no se involucran en política y se la pasan diciendo ‘son todos iguales’ y ese es su principal error porque no se puede comparar cualquier referente de la oposición con el kirchnerismo (que son una banda de forajidos siempre listos para participar de un nuevo delito, las hicieron todas)…

Los jóvenes libertarios por ejemplo siempre culparon a Macri por la vuelta del kirchnerismo pero hay que tener en cuenta que Bolsonaro en Brasil hizo todo lo que ellos querían que Mauricio hiciera en Argentina, incluso con tres meses seguidos con deflación y sin embargo la mitad más uno del pueblo brasilero votó populismo nuevamente, con eso queda claro que ES LA GENTE la que vota mal, la que no analiza su voto.

Pero volvamos al argentino promedio, no analizan, no se involucran en política, son fácilmente manipulables y te salen con el Ah pero Macri de forma permanente, para ellos es todo igual entonces llegan las elecciones y votan populismo que es lo que les muestra la tele cuando la encienden y ése es su único contacto con la realidad que tienen, el resto del año viven en una nube de pedos en el que se los manipula con recitales (con entradas a 60 mil pesos promedio y las agotan), con partidos de fútbol y mundiales (pasaje a $ 1.800.000 y se llenó de argentinos Qatar) o con findes largos o feriados puentes donde llenan la capacidad hotelera (con lugares a $ 30 mil la noche)

Dentro de esa vorágine de distracciones se sube al tontódromo de la vida donde da rienda suelta a sus emociones y se olvida que mientras se encuentra en ese estado el kirchnerismo sigue saqueando el país…

Ese es mi temor, que esta clase de argentinos vuelva a votar populismo total estos últimos meses la ha pasado bien, y ahora se vienen dos meses de distracción por las vacaciones… el principal enemigo de las elecciones en la mentalidad subdesarrollada de esa gente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *